El entrenador jefe del equipo estadounidense de atletismo, Mike Holloway, afirmó este miércoles que es optimista sobre las perspectivas de su país en el Mundial de Moscú, que comienza este sábado.

‘Estoy muy ilusionado con el trabajo del equipo durante los entrenamientos y realmente impresionado con su preparación para este evento. También con su pasión’, dijo Holloway a los periodistas en la capital rusa.

‘Tenemos una buena mezcla de juventud y experiencia, con nueve defensores del título mundial y cinco plusmarquistas mundiales aquí, acompañados de jóvenes atletas’, destacó.

Entre las estrellas del equipo de barras y estrellas está el campeón olímpico Aries Merritt, plusmarquista mundial de 110 metros vallas, que no descarta batir el récord en la pista del estadio Luzhniki.

‘Las pistas de entrenamiento aquí son muy rápidas, similares a las que teníamos en Londres (el pasado año para los Juegos Olímpicos). Si la pista del estadio es igual, se pueden esperar muchos tiempos importantes aquí’, dijo.

‘Este año los resultados fueron relativamente más lentos que en otros años. Es sólo por los Juegos Olímpicos. Muchos atletas todavía se sentían cansados después de una dura preparación para los Juegos’, apuntó.

La estrella de la velocidad femenina, Allyson Felix, señaló por su parte que tiene como objetivo principal poder recuperar el título mundial de su distancia favorita, los 200 metros.

Felix, de 27 años, ha competido en los 100, 200 y 400 metros en su laureada carrera, pero la mayoría de sus alegrías ha tenido lugar en la media vuelta de pista.

‘Estoy contenta por poder volver a estar en un Mundial y estoy centrada en los 200 metros. Poder volver con lo que empecé y disfrutar del Mundial’, señaló a los periodistas sobre sus objetivos para Moscú-2013.

‘Espero estar también en los dos relevos (4×100 y 4×400 metros)’, apuntó.

Felix se ha fijado como objetivo recuperar el oro mundial de 200 metros que se le escapó hace dos años en Daegu, donde fue tercera. Un año después, en los Juegos Olímpicos de Londres, sí pudo conseguir la victoria en esa prueba.

La velocista subrayó además que es extraño que a pesar de tener 27 años sea una de las más veteranas de un ‘Team USA’ plagado de jóvenes promesas.

‘¡Ahora soy de las viejas! El tiempo pasa. Pero me gusta ver que surgen atletas más jóvenes’, afirmó entre risas, explicando que está abierta a ayudar a los nuevos con sus consejos.

‘Ser una de las de mayor edad del equipo es una experiencia diferente’, admitió.