El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) José Maria Marin descartó aspirar a un nuevo mandato en 2015, un año después del Mundial de fútbol, según reportó la prensa local este miércoles.

‘Soy candidato a trabajar, pero no soy candidato a la elección. Tenemos que seguir el calendario, tenemos prioridades, que es llevar a Brasil a la conquista de la Copa del Mundo’ en casa, dijo Marin, de 81 años, poniendo fin a rumores sobre su posible reelección.

Sucesor de Ricardo Teixeira, que renunció en 2012 tras 23 años en el cargo, presionado por denuncias de corrupción, Marin también ha sido acusado de irregularidades en su administración.

Marin ha sido criticado además porque pidió en 1975, cuando era diputado, supuestas medidas contra el tipo de periodismo que se hacía en el canal de televisión donde trabajaba el reportero Vladimir Herzog, asesinado luego por agentes de la dictadura (1964-1985).

De hecho, en marzo, unas 55.000 personas firmaron una petición reclamando su renuncia, entre ellos el exfutbolista y actual diputado federal Romario, que pidió además la intervención de la CBF, en manos, según él, de una ‘cuadrilla’.

Pero el 16 de abril, recibió el apoyo de las federaciones de los estados para terminar su mandato en 2015, como estaba previsto.

Marin también preside el Comité Organizador Local (COL) del Mundial-2014, que integran además los exastros Ronaldo y Bebeto.

El período de candidaturas abre en abril, aunque podría cambiar pues Marin considera que cualquier tema electoral antes del Mundial puede perjudicar el evento.

El heredero del actual jefe de la CBF es Marco Polo Del Nero, su número dos y también presidente de la federación paulista, aunque por lo pronto su candidatura no fue confirmada. ‘Claro que hay interés en la continuidad y cuando llegue la hora hablaré sobre eso. No seré omiso’, dijo Marin.

‘No puedo confirmar nada hasta que el presidente dé el ‘start’ (botón de inicio) al proceso electoral. Estamos enfocados en el trabajo’, indicó Del Nero por su parte.

Otros nombres que suenan son los de Ronaldo y Andrés Sánchez, expresidente del club Corinthians, así como el de los jefes de las federaciones de Rio de Janeiro y Rio Grande do Sul, indicó el diario Lance.