El fabricante de automóviles estadounidense Chrysler, filial del grupo italiano Fiat, inició el lunes los trámites para ingresar en bolsa, según los documentos presentados a las autoridades bursátiles (SEC) disponibles en internet.

El número de acciones que serán puestas a disposición de los inversores y su precio todavía no fue determinado.