El jefe de la mayoría demócrata en el Senado de EEUU, Harry Reid, anunció el martes que esa cámara votará a más tardar el domingo un presupuesto temporario para el gobierno federal, pero la votación no asegura que se evite el cierre de servicios públicos a partir del 30 de setiembre.

‘Si utilizamos todo el tiempo previsto, terminaremos el domingo’, dijo Reid durante una rueda de prensa. Eso dejaría un día a la Cámara de Representantes para tratar el texto con las enmiendas que le introduzca el Senado.

La Cámara, controlada por la oposición republicana, adoptó el viernes un proyecto de presupuesto temporario para financiar al Estado hasta el 15 de diciembre, pero suprimió dinero para la reforma del sistema de salud del presidente Barack Obama.

El Senado, controlado a su vez por el oficialismo demócrata, introducirá cambios a esa medida: volverá a poner el dinero para financiar la reforma sanitaria y limitará el presupuesto temporal al 15 de noviembre en lugar del 15 de diciembre.

Si un texto idéntico no es aprobado por ambas cámaras, el martes, cuando comienza el ejercicio fiscal 2014, cientos de miles de trabajadores públicos se irán a su casa de vacaciones forzadas sin paga.