España, inmersa en la recesión desde hace casi dos años, saldrá de ella en el tercer trimestre con un crecimiento del PIB de entre el 0,1 y el 0,2%, auguró este martes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista con el diario neoyorquino The Wall Street Journal.

‘España ha salido de la recesión, pero no de la crisis’, declaró Rajoy al rotativo económico, antes de añadir que ‘la tarea ahora es lograr una reactivación vigorosa que nos permita crear empleo’, en un país con una tasa de paro récord (26,3%).

A la espera de que el Gobierno publique el viernes unas previsiones económicas mejoradas, con ocasión de la aprobación de los presupuestos para 2014, Rajoy ya ha adelantado que el crecimiento debería ser de entre un 0,5 y un 1% en 2014, mejor del 0,5% previsto hasta ahora.

Pero, en términos de empleo, ‘las mejoras van a llegar poco a poco’, advirtió. Gracias a la ayuda europea de 41.300 millones de euros concedida en 2012, el sector bancario español es ‘más transparente, más solvente y está mejor capitalizado’, subrayó.

‘Si usted me pregunta hoy, diría que España no tendrá necesidad de prorrogarlo [el programa de ayuda] hasta 2014’, aseguró Rajoy.

La cuarta economía de la zona euro, debilitada desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, ha puesto en marcha un estricto programa de austeridad y de reformas que empieza a dar sus frutos y a inspirar de nuevo confianza a los mercados.

Pero Rajoy admite que una auténtica reactivación de la economía llegará sólo cuando el consumo de los hogares vuelva a subir, los precios de la vivienda toquen fondo y la deuda exterior del país se estabilice.

Mariano Rajoy, que llegó al poder en diciembre de 2011, también fue preguntado sobre su deseo de presentarse a una reelección en los próximos comicios y no parece descartar esta opción: ‘No tengo la intención de retirarme, pero será mi partido el que decida’.