La industria brasileña corrigió al alza su expectativa de crecimiento para 2013, que estimó en 1,4% para el sector, mejor que el 1% previsto anteriormente, revela un informe divulgado el miércoles.

La Confederación Nacional de la Industria (CNI) también elevó la expectativa de crecimiento del PIB total de Brasil a un 2,4% desde un 2% previsto en el informe de junio, aunque aclaró que ello no garantiza un fuerte ritmo de expansión.

‘La mejora del cuadro económico no asegura un fuerte ritmo de crecimiento’, dijo la CNI.

‘Este año, las inversiones tendrán una participación mayor que el consumo de las familias en el crecimiento del PIB’, dijo el gremio. Para la CNI, la inversión crecerá un 8% mientras que el consumo lo hará un 1,9%.

El gremio también estimó que la tasa de desempleo cerraría el año en 5,1%, menor al 5,3% estimado con anterioridad.

En tanto, los industriales esperan culminar el 2013 con una inflación del 5,8% (en junio la estimación era de 6%), superando el centro de la meta del Gobierno (4,5%), pero por debajo del máximo de tolerancia, fijado en 6,5%.

Debido a que la inflación aún sigue siendo alta, la CNI espera que la tasa de interés de referencia fijada por el Banco Central, actualmente en 9%, siga subiendo progresivamente y termine el año en 9,75%.

‘Se retoma el crecimiento, pero es limitado por la inflación cerca del techo de la meta. El actual nivel de la tasa de interés (…) impone amarras adicionales para la recuperación’, sostiene el informe del gremio.

Para la CNI, si bien el cuadro económico muestra una mejora gradual, el desafío es hacer que esa mejora se haga intensa y permanente, con metas fiscales claras y creíbles.

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Guido Mantega, la economía brasileña crecerá un 2,5% en el 2013 y un 4% en el 2014.

En el 2012, el crecimiento fue de un magro 0,9%, y en 2011 de 2,7%, tras la fuerte expansión de 7,5% en 2010.