El peruano Alberto ‘Chiquito’ Rossel, campeón minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y que sufre de artrosis, defenderá este sábado su corona ante el mexicano José Alfredo ‘Diablo’ Zúñiga en Lima.

‘Ya cerramos la preparación y estamos listos para el combate, estamos muy bien preparados en buenas condiciones técnicas para enfrentar a un rival muy complicado’, dijo a la AFP Rossel tras finalizar sus entrenamientos del jueves.

El boxeador, de 36 años, confesó que sufre de artrosis en el hombro derecho, pero manifestó que el mal no impedirá defender por tercera vez su corona de campeón interino minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el mexicano Zúñiga.

‘Sufro de artrosis en el hombro derecho, pero con rehabilitación he podido continuar con mi carrera, he pasado seis años con esta enfermedad y estoy como campeón mundial, eso dice mucho’, comentó Rossel, quien inició su carrera a los 14 años en los arenales del populoso distrito limeño de Villa El Salvador.

‘Sigo mis tratamientos con medicamentos, consumiendo mucho calcio y vitaminas; es importantísimo para nosotros los deportistas seguir entrenando’, explicó el deportista que cuenta con 30 victorias, entre ellas 13 por nocaut.

‘En mi familia son aficionados al fútbol, pero nadie al boxeo. Antes no había condiciones para practicar este deporte, pero ahora el gobierno está mejorando su infraestructura para practicarlo’, comentó ‘Chiquito’ Rossel, de 1.58 metros de estatura.

Ésta es la tercera defensa de su título tras arrebatárselo al mexicano José ‘Torito’ Rodríguez en abril del 2012.

El peruano defendió la corona exitosamente ante el colombiano Karluis Díaz en agosto y luego ante el panameño Walter Tello en marzo.

Rossel es actualmente el boxeador profesional número 1 de Perú y su primer campeón mundial de esta disciplina en categoría masculina.

En 1996 participó en los Juegos Olímpicos de Atlanta, donde perdió contra el chino Yang Xiangzhong en primera ronda.

Por su parte, el mexicano José Alfredo ‘Diablo’ Zúñiga dijo que buscará quitarle a su rival el título mundial minimosca y llevárselo a México.

‘Le voy a romper la boca y el orgullo a Rossel para callarlo y llevarme su cinturón de campeón a mi país’, dijo a la prensa el púgil.

La pelea en la categoría minimosca (49 kilos) está pactada para doce asaltos y se realizará el sábado en la explanada del Centro Comercial Plaza Norte de Lima.