El circuito de Fórmula 1 que se está construyendo en Sochi para acoger el primer Gran Premio de Rusia en 2014 sigue encareciéndose y su coste ha aumentado ya en más de un 70% con respecto a la estimación inicial, publicó el jueves el diario económico Vedomosti.

El coste de la obra está actualmente estimado en 11.000 millones de rublos (más de 260 millones de euros, 355 millones de dólares), indicó Guennadi Saienko, del grupo Tsentr Omega, encargado del proyecto.

En el momento de la firma en 2010 del acuerdo entre Vladimir Putin, entonces primer ministro, y Bernie Ecclestone, el gran patrón de la Fórmula 1, se anunció que el coste sería de 200 millones de dólares, recuerda el diario.

A finales de 2012, el coste ya se había revisado al alza, hasta 7.890 millones de rublos (188 millones de euros, 255 millones de dólares), según Vedomosti.

El presidente Putin ha hecho de la organización de eventos deportivos una prioridad, incluyendo ese Gran Premio de Fórmula 1 en Sochi, la ciudad a orillas del mar Negro que acogerá en 2014 los Juegos Olímpicos de invierno.

Los Juegos de Sochi-2014 son considerados ya como los más caros de la historia del evento.

El coste de las inversiones públicas y privadas está calculado en 50.000 millones de dólares (36.650 millones de euros), unas veinticinco veces más que para los Juegos de Vancouver-2010. Las tres cuartas partes de esa suma han sido ya pagadas, según un informe publicado en febrero por el gobierno ruso.

Según la opinión de varios expertos, el coste total de la factura, que podría aumentar, se debe en gran parte a la corrupción, un problema que afecta seriamente al país y que supondría entre un 20 y un 50% del total de los gastos de los preparativos olímpicos.