En conferencia de prensa, el equipo técnico del Banguat y Barquín informaron además que al mes de agosto la inflación se ubica en 4.42%, cifra dentro del rango previsto.

Según el funcionario, la actividad económica global interna se mantiene a un ritmo moderado, aunque prevalecen los riesgos a la baja, por lo que se decidió mantener estable la tasa líder que paga en sus operaciones de un día plazo. Se utiliza para reducir los excesos de liquidez en el mercado financiero y recortar las presiones inflacionarias.

Además, señaló que la JM tomó en consideración que el precio del petróleo continúa elevado y que los costos del maíz y el frijol muestran una tendencia a la baja.

Con anterioridad, Barquín dijo que uno de los principales riesgos inflacionarios es el alto precio del petróleo, que hace unas cuatro semanas llegó a los $110 por barril, aunque en los días recientes ha mostrado un descenso, pero sigue arriba de los $100.

Además, señaló que las remesas a agosto crecieron un 5.4% y a ese mes suman unos $5,200 millones.

El Banguat considera que el crecimiento de la economía para este año tiene un comportamiento positivo, que se evidencia en el Índice Mensual de la Actividad Económica (Imae), que a julio se ubicó en 3.2 por ciento.

Se explicó que la contracción del gasto público incide en la actividad económica y en la demanda agregada, pero debido a que la participación del Estado en el Producto Interno Bruto (PIB) es del 10% es poco el impacto que se observaría.