El productor de oro canadiense Barrick Gold informó este jueves que la Corte Suprema chilena ratificó la suspensión de la construcción de la mina Pascua Lama en la frontera norte entre Chile y Argentina.

La Corte Suprema de Chile mantuvo el miércoles la decisión de que el proyecto quede supeditado a la realización de ciertos trabajos medioambientales, según BarrickGold, el mayor productor mundial de oro y responsable del proyecto.

En un comunicado, la empresa explicó que el más alto tribunal chileno ‘exige que la compañía termine su su sistema de gestión del agua (…) antes de retomar la construcción’ de esta mina a cielo abierto que costará entre 8.000 millones y 8.500 millones de dólares.

La comunidad indígena de los Diaguita, que vive río abajo de esta mina situada a 5.000 metros de altura, había pedido la revocación del permiso a Barrick Gold para que se realizara un nuevo estudio de impacto ambiental.

Sin embargo, este último punto fue rechazado por la Justicia.

Barrick Gold reiteró que el sistema de gestión del agua estará completado para fin de 2014.

Las comunidades diaguitas señalan que durante los trabajos de construcción de la gigantesca mina fueron contaminados los tres glaciares aledaños (Toro 1, Toro 2 y Esperanza), que la resolución ambiental había prohibido a la compañía tocar o afectar.

El pasado mes de mayo, la Superintendencia de Medio Ambiente chilena sancionó a la Compañía Minera Nevada SpA -subsidiaria de Barrick Gold- con una multa de 16,4 millones de dólares por ‘incumplimientos gravísimos’ del permiso ambiental que se le había otorgado para iniciar la construcción.

Este proyecto minero, que se podría convertir en el mayor del mundo y el primero binacional, es muy resistido tanto por los habitantes de las regiones afectadas como por movimientos ecologistas.