Rusia restringió la compra de carne a Brasil, uno de sus principales proveedores, alegando problemas sanitarios en 10 frigoríficos, informó el jueves el Ministerio de Agricultura brasileño.

Según el ministerio, una delegación del Servicio de Fiscalización Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia hizo una visita a varios frigoríficos brasileños a principios de julio.

En un informe preliminar, recomendó prohibir temporalmente la compra de productos de 10 establecimientos: nueve de carne bovina y uno de carne de cerdo.

Según el diario Valor Económico, el informe alega ‘incumplimiento de exigencias y normas sanitarias’ en seis frigoríficos de JBS, dos de Minerva Foods y uno de Marfrig, así como uno de Pamplona para la carne porcina.

El cuestionamiento se debería a que no se levantaron observaciones de hace dos años sobre el posible uso de un estimulante de crecimiento que Rusia prohíbe. Brasil dejó de usar ese componente en bovinos a fines del año pasado.

‘El documento será analizado por el ministerio, que hará sus comentarios antes de la publicación de la versión final que será hecha por las autoridades rusas’, dijo un portavoz de la cartera de Agricultura a la AFP.

Rusia bloqueó compras a frigoríficos brasileños en 2011, 2009 y 2006.

Rusia fue en 2012 el principal destino de carne bovina brasileña, con una participación del 24% en las ventas totales, informó Banco do Brasil Investimentos (BB Investimentos) en un reporte a clientes.

No obstante, en el primer semestre de 2013, Hong Kong tomó el primer lugar.

‘Creemos que, en gran parte, esta medida tiene un carácter comercial y puntual. (…) Rusia busca estrategicamente reducir su gran dependencia en la importación de proteínas’, consideró BB Investimentos.

Brasil es uno de los mayores exportadores de carne del mundo. En 2012 produjo unos nueve millones de toneladas de carne, mientras que Rusia produjo 1,3 millones pero consumió 2,4 millones de toneladas, dice BB Investimentos, basándose en información del Departamento de Agricultura de EEUU.

Marfrig aclaró en una nota de prensa que no ha sido informada oficialmente de esta medida.

No obstante, precisó que, si ello ocurriera, no verá afectada sus operaciones de exportación, ya que puede utilizar otros frigoríficos que tiene en Brasil y Uruguay para sus envíos de carne a Rusia.