Las cotizaciones del trigo siguieron subiendo el jueves en Chicago debido a una sólida demanda por el cereal producido en EEUU, al tiempo que la soja cayó.

‘Desde inicios de año, la demanda por el trigo estadounidense supera las expectativas. Los compradores parecen dispuestos a pagar un poco más caro’ que los precios en el mercado mundial ‘para comprar trigo de calidad’, destacó Jack Scoville, de Price Futures Group.

Las cotizaciones también se beneficiaron por preocupaciones sobre la cosecha de trigo en Argentina, en donde el frío y un ambiente seco se mantienen en varias zonas de producción. ‘Los temores de una helada este fin de semana se aplacaron no obstante’, matizó Michael Zuzolo, de Global Commodities Analytics and Consulting.

El maíz subió ligeramente, al influjo del trigo.

Las cosechas en curso prometen ‘muy buenos rendimientos’, lo que debería pesar sobre los precios, señaló sin embargo Jack Scoville.

La cosecha de soja se perfila como muy buena, según los agricultores, cuando el mercado esperaba rendimientos mediocres.

Esta noticia hizo bajar el precio de la oleaginosa a pesar de que subieron las exportaciones en las últimas semanas.

Así el bushel de maíz (25 kg) para entrega en diciembre terminó en 4,5675 USD contra 4,5475 USD el miércoles.

El bushel de trigo para igual entrega se ubicó en 6,7825 USD contra 6,7050.

La soja para noviembre en tanto cerró en 13,1675 USD frente a 13,2175.