Hoy es el día cuando Enrique Ríos Sosa, sabe si el juez Walter Villatoro abre juicio en su contra y siete personas más, por los delitos de peculado y falsedad ideológica. 
La denuncia fue interpuesta -en el año del 2004- por el actual presidente, Otto Pérez Molina, quien acusa a los ocho militares, ex directivos de la Comisión de Finanzas del Ejército, de sustraer Q471.5 millones en efectivo de las cuentas del Ministerio de la Defensa en 2001, durante el gobierno de Alfonso Portillo, falsificando 79 certificados, para sustraer dinero bajo el amparo del “secreto militar”, y que estos documentos nunca tuvieron justificación legal. 

El encargado de retirar el dinero en efectivo fue ex miembros de la Comisión Juan José de León Pineda. Sin embargo, este se convirtió en testigo del MP, hasta que fue asesinado el 20 de marzo de 2005. 
El resto de acusados son Sergio Hugo Cárdenas Sagastume, Luis Alberto Gómez Guillermo, Rodolfo Leonel Chacón Álvarez, Miguel Ángel Salguero Torres, Pedro Adolfo Catalán Muñoz, Moisés Eduardo Galindo Ruiz y Luis Estrada Valenzuela.