Ocho militares fueron exculpados por desfalco de Q471.5 millones del Ministerio de la Defensa, ocurrido en el 2001, durante el gobierno de Alfonso Portillo. 

El juez ordenó sobresellar el proceso.

La Fiscalía acusa al general Enrique Ríos Sosa, Luis Alberto Gómez, Randolfo Leonel Chacón, Miguel Ángel Salguero, Sergio Hugo Cárdenas, Pedro Adolfo Catalán, Luis Catarino Estrada y Moisés Eduardo Galindo por peculado y falsedad ideológica. 

 

El juez Walter Villatoro Díaz se apoyó en que las pruebas que el Ministerio Público (MP) presentó en el caso, son las mismas que se utilizaron en el juicio por peculado que el Tribunal Undécimo Penal realizó contra Portillo y este fue absuelto. 
El juez aseveró: “Es materialmente imposible que el MP pruebe un delito”. 
El jefe de la fiscalía Especial Contra la impunidad Rubén Herrera, expuso que analizará la resolución, para presentar acciones legales para revertirla y Flor de María Gálvez, mandataria de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), aseguró que impugnarán la decisión. 
Ríos Sosa calificó de positivo el fallo: “No me favorece, ya que el juez sólo dice la verdad”, expresó el militar.