España derrotó a Argentina 4-3 este sábado en la final del Mundial de hockey patines celebrado en Angola y escribió una página de la historia al ser la primera selección que logra cinco títulos consecutivos.

En una final que se repetía por tercera ocasión consecutiva (y por sexta en las ocho últimas ediciones), el equipo que dirige Carlos Feriche se adelantó con un gol a la contra de Jordi Adroher y amplió diferencias antes de llegar al descanso con un tanto de Jordi Bargalló.

Argentina, que buscaba su quinta corona mundial, no podía hacer nada ante los peligrosos contragolpes de la selección española, que se colocó 3-0 con otra contra que culminó Marc Gual, mediada la segunda parte.

Sólo cuando se vio perdida, la Albiceleste se lanzó a la desesperada y Carlos Nicolía, el hombre que metió a Argentina en la final con un gol de oro contra Portugal en semifinales, abrió el marcador para los sudamericanos.

Los hombres de Matías Pascual se volcaron aún más contra la portería española, y llegó a empatar a falta de poco más de dos minutos con un gol de Matías Pratero.

Finalmente, Pedro Gil marcó el definitivo 4-3 que dio a España su 16º título mundial, superando el récord de 15 de Portugal, y el quinto consecutivo, algo que ninguna selección había logrado antes.

Argentina sigue con su infortunio ante España: desde que en 1976, ambas selecciones se disputaron el título por primera vez, se han visto las caras en una final del mundial en nueve ocasiones, con siete victorias para España y dos para Argentina.

Chile, por su parte, perdió por 10-3 en el partido por el bronce, por lo que quedó finalmente cuarta, igualando su mejor resultado en un mundial.

Tras ser goleado en la víspera por España (7-0), el combinado chileno tampoco tuvo opción ante Portugal, que ya había sentenciado al decanso (5-0).