El Banco Central brasileño redujo a 2,5% la previsión de crecimiento del PIB de Brasil para este año, levemente inferior al 2,7% proyectado en junio, revela el informe trimestral de inflación divulgado el lunes.

El Banco Central recordó que el PIB de Brasil creció 1,5% en el segundo trimestre -más de lo que esperaban los economistas- pero advierte que en el tercer trimestre se pudo desacelerar, para ganar fuerza en la última parte del año.

‘Indicadores sugieren desaceleración del crecimiento en el tercer trimestre (…) Por otro lado, la actividad tiende a ganar tracción en el último trimestre de este año’, señala el informe.

En términos generales, el Banco Central estima que el consumo -gran impulsor del crecimiento brasileño de los últimos años- mantendrá crecimiento, aunque ‘en ritmo más moderado’, mientras que ‘las inversiones y las exportaciones ganarían impulso’, estas últimas con un real menos valorizado frente al dólar.

Tras crecer 7,5% en 2010, el PIB brasileño avanzó 2,7% en 2011 y 0,9% en 2012, y el país busca recuperar el crecimiento.

El ente monetario brasileño redujo también levemente su proyección para la inflación de este año, que estima en 5,8% (contra estimado de 6% hace tres meses). Para 2014, estima inflación de 5,7%, por encima del centro de la meta oficial de 4,5%, aunque todavía dentro del margen máximo de tolerancia de 6,5%.

El mercado estima que el PIB brasileño crecerá 2,4% este año, y 2,2% el próximo, revela la encuesta semanal a operadores y analistas, también divulgada este lunes por el Banco Central.

El mercado prevé inflación de 5,82% este año y 5,97% el próximo.