Según el Ministerio de Gobernación los automotores servirán para resguardar la seguridad de altos funcionarios de esa cartera. Pero para muchos analistas causa suspicacia  que el procedimiento no fue el correcto. El contrato se realizó 43 días antes de realizar la convocatoria para el evento en Guatecompras.

Antes de hacer público el evento ya se habían arrendado varios carros a la empresa Forturs Renta Car 2, quien fue la beneficiada. Según el portal de Gutecompras para arrendar 14 picops la publicación se hizo el 25 de septiembre a las 12:57 horas y se cerró a las 17:13 horas y solamente participó una empresa que fue la ganadora.
Según una resolución firmada por el Ministro de Gobernación Mauricio López Bonilla, la renta de los autos se justifica en virtud que actualmente las autoridades superiores de Gobernación no cuentan con los vehículos suficientes para atender las necesidades de seguridad en el cumplimiento de sus atribuciones.
El mismo documento justifica la compra por excepción está autorizada en el Reglamento de la Ley de Compras y Contrataciones  cuando se trata de arrendamiento de bienes e inmuebles. Sin embargo analistas discrepan de la discrecionalidad que tienen los funcionarios en este tipo de adquisiciones porque no transparentan el proceso y dejan dudas sobre si se beneficia a alguien en particular.
Según el Viceministro Manfredo Pacheco, la decisión fue tomada por el déficit de vehículos que se ocasiona cuando salen los funcionarios.  Y justifica que la oferta se saco después de hacer el contrato porque hubo problemas en la regularización de los procedimientos  dijo que este tipo de procedimientos ‘es normal’.