La detención de Mynor Manuel López Barrios, a quien López Bonilla califica de atacar a la autoridad, portación ilegal de arma de fuego, amenazas y de ser responsable de hechos violentos, fue el detonante para que nuevamente reinara la tensión ese fin de semana en Santa Cruz Barillas.

Seguidores de López Barrios saquiaron y destruyeron la estación policiaca de Barillas y según las autoridades estaban armados y provocaron la muerte del soldado que resguardaba una pista de aterrizaje, Víctor Manuel Soria Pacheco de 26 años y oriundo de Chicamán Quiché. Según se informó deja en la orfandad a dos menores de cinco y tres años. Su viuda de 22 años Floridalma Chamatún pide justicia.
Según versiones castrenses el soldado Soria Pacheco estaba desarmado en el momento que fue herido. El Jefe del Estado Mayor de la Defensa informó que fueron desplegados al lugar 150 soldados y 80 agentes de la PNC.
Ayer tras los disturbios y tomas de puntos de la carretera que conduce a Barillas, se formó un comité de crisis integrado por el Gobernador de Huehuetenango Artemio López Rojas, El Viceministro de Gobernación Eddy Juárez, El Jefe de Estado Mayor Rudy Ortiz y el Comandante de la quinta brigada con sede en Huehuetenango. Las autoridades se comprometieron a tomar el control de la situación.
El Ministro de gobernación aseguró que incrementarán las fuerzas de seguridad en el lugar para retomar el control y no descartó decretar Estado de Excepción en Barillas.
Autoridades han informado que siguen atentos porque líderes comunitarios siguen convocando a pobladores para seguir las protestas el día de hoy.