Sobre la inversión que realizará e Gobierno, el Ministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi, explicó que las personas beneficiadas pasan por un proceso de selección por medio de un estudio socioeconómico, luego de haber entregado una solicitud a las gobernaciones departamentales o ser referidos por líderes locales.

Uno de los requisitos según Sinibaldi, es que el beneficiado tenga un terreno propio, legalizado y horizontal. Además el plan se enfoca en dos grupos, madres solteras que son jefas de hogar y familias con padre y madre que necesitan techo.
Los seleccionados deberán pagar 10 por ciento del valor en efectivo o pagar con trabajo.
Dentro de los detalles que brindaron sobre la construcción, es que el 65 por ciento se construirá en áreas urbano-rurales con diseños que soporten sismos. Cimientos de 60 centímetros de espesor, columnas reforzadas, 36 metros cuadrados de tamaño, se construyen dos habitaciones para la familia, espacio para patio y pila, si la construcción está en área urbana se instala un baño y una letrina en área rural-
En el país hay un déficit de un millón 300 mil viviendas, según el gobierno para el 2014 espera construir 30 mil casas.
Sobre el proyecto, el diputado Oscar Chinchilla, presidente de la Comisión de Vivienda, indica que es difícil fiscalizar que las personas reciban la ayuda en verdad la necesiten, porque se corre el riesgo de clientelismo al ser referidas por los gobernadores.
Lo que vamos hacer a través de la Comisión Legislativa es confirmar que se cumplan las construcciones, dijo Chinchilla.