El cierre de numerosos servicios federales en Estados Unidos no tuvo ningún impacto inmediato en los mercados, que enfrentan sin embargo el riesgo de una moratoria de deuda si republicanos y demócratas no llegan a un acuerdo antes del 17 de octubre.

El anuncio del cierre parcial de numerosos servicios federales por falta de un acuerdo presupuestario a partir de las 04H00 GMT de este martes ya había sido ampliamente anticipado y las plazas financieras de Asia y Europa apenas se dieron por enteradas.

‘Pareciera que los mercados no están particularmente preocupados o no se vieron particularmente sorprendidos por la incapacidad [del Congreso] de evitar un cierre del Estado federal’, señalaron los analistas de la correduría bursátil Alpari.

El impacto de esa parálisis parcial sobre el Producto Interno Bruto (PIB) de la primera economía mundial, y por lo tanto sobre el resto del mundo, es real pero por el momento limitado.

‘El cierre va a ser costoso para el crecimiento interno (…)’, afirman sin embargo los analistas de Rabobank. Pero este coste ‘depende esencialmente de la duración’ de la parálisis de la administración federal, precisa el jefe economista de UniCrédit para Estados Unidos, Harm Bandholz.

Cualquier duración ‘superior a cinco días tendrá un impacto en el crecimiento del cuarto trimestre’ de este año, opinan por su lado los expertos de Forex.com. Y según los analistas de Alpari, ‘un +shutdown+ de tres semanas podría amputar en 0,5% el PIB del trimestre’, aunque los de Moody’s Analytics elevan la pérdida a 1,4%.

‘Estamos en una frágil reactivación (de la economía mundial), con dos motores, Estados Unidos y China, un tanto vacilantes’, que pueden ‘fallar’, y eso puede tener consecuencias cruciales para el resto del planeta, según Frédérik Ducrozet, economista para Crédit Agricole CIB.

El plazo del 17 de octubre

Pero ‘los operadores están sobre todo centrados en las negociaciones sobre el aumento del techo de la deuda el 17 de octubre’, según los analistas de Aurel BGC.

‘Un fracaso puede tener consecuencias graves’ para la imagen financiera de Estados Unidos en el mundo según Rabobank.

‘Si el techo de la deuda no se eleva antes de mediados de octubre (…), Estados Unidos podría verse inhabilitado para hacer frente a todas sus obligaciones’, recordó el martes la agencia de calificación Standard and Poor’s, lo que acarrearía mecánicamente una degradación de la nota de solvencia estadounidense de la actual AA+ a una infamante ‘SD’ (Selective Default).

De momento, Estados Unidos capta dinero en condiciones muy favorables pero un ‘default’ parcial podría tener consecuencias imprevisibles sobre el coste de su financiación, con un nefasto efecto de reacciones en cadena en los mercados mundiales, según los expertos.

Los países emergentes podrían beneficiarse del ‘shutdown’ de EEUU

Las consecuencias del bloqueo presupuestario estadounidense pueden ser, en cambio, positivas para los países emergentes como Brasil, Rusia o Turquía.

Estos países sufren desde hace varios meses los efectos en los mercados del fin anunciado de las medidas de apoyo a la economía por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

Esas medidas (políticas de estímulo monetario, en especial bajos tipos de interés) habían generado un flujo de capitales hacia los mercados emergentes, dotados de tasas más atractivas. Pero la perspectiva de que la Fed vuelva a endurecer su política -y a subir sus tipos de interés- generó un movimiento inverso, duras caídas de las divisas emergentes y turbulencias en sus mercados financieros.

‘Un ‘shutdown’ incrementa las posibilidades de que se postergue al año próximo’ el final de las medidas de apoyo de la Fed y eso es ‘una buena noticia para los mercados emergentes’, según los analistas de Forex, que citaron como ejemplo el alza este martes de la rupia india.