El día de hoy el presidente del Banco de Guatemala (Banguat) Edgar Barquín asistió a una citación en el Congreso de la República. Entre otras cosas, admitió que en los últimos seis meses el índice de confianza del país cayó del 80% al 36% por ciento. Es decir, cayó 47 puntos. 

Según el funcionario, este fenómeno se debe a la percepción de inseguridad, conflictividad y falta de certeza jurídica para invertir en el país, además de la baja recaudación tributaria, principalmente aduanera.

La consecuencia que esta situación puede traer al país es la disminución en la inversión en el país, con ello la generación de fuentes de empleo y por consiguiente la recaudación de impuestos.

El nivel de desconfianza en el país también causa inestabilidad económica y obstruye las solicitudes de financiamiento del país con entidades financieras internacionales, según el funcionario.

Los niveles de desconfianza no se habían degradado tanto desde el 2009 cuando se produjo una crisis política por el caso Rosenberg.