Luego de más de 18 meses de evadir citaciones en el Congreso, donde la mayoría de veces lo cubrió su Viceministra María Castro, Pavel Centeno fue recibido  y escuchado por siete de los 15 bloques legislativos.

Centeno reitero a los parlamentarios la importancia de aprobar los dos prestamos de los bancos Interamericano de Desarrollo y el Mundial. El titular de la cartera de finanzas explicó que las letras de tesorería que se adjudicaron esta semana, solo se traslada la crisis para noviembre y diciembre de este año. La cartera de finanzas ya colocó Q1 mil 840 millones en notas de tesorería que deben ser pagados en diciembre, previsto con fondos de los préstamos que no han sido aprobados por el Congreso.
Del total de jefes de bloque convocados a la reunión solamente acudieron los de los partidos Gran Alianza Nacional (GANA), Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Partido Patriota (PP) Visión con Valores (VIVA), Partido Republicano Institucional (PRI), Encuentro por Guatemala (EG) y Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).
Centeno reconoció que que hay un agujero de Q1 mil 700 millones, por la caída de la recaudación, aunque nunca acepto que se calculó mal esa partida.
El diputado Carlos Barreda, indicó que el Ministro dice verdades a medias, hizo ver que debe aclarar que el problema es porque no hubo cálculos coherentes sobre la recaudación y porque inflaron los datos.
Por su parte el Presidente Otto Pérez Molina y la Vicepresidenta Roxana Baldetti, se reunieron con los diputados del partido oficial en el Ministerio de la Defensa en una cita a puerta cerrada, para solicitar que se busque consensos en el Congreso para la pronta aprobación de los prestamos.