‘Este es un paso importante en nuestras relaciones y allana el camino hacia una mayor integración entre la Unión Europea y América Central’, indicó el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, citado en un comunicado desde Bruselas, Bélgica.

El acuerdo ‘abrirá el mercado a los bienes, licitaciones públicas, servicios e inversiones de ambas partes’, indicó la Comisión en un comunicado agregando que ‘creará un ambiente de negocios e inversión estable’.

La UE y el Sistema de Integración Centroamericana (Sica, constituido por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá) sellaron un Acuerdo de Asociación biregional con tres pilares: un tratado de libre comercio, uno de cooperación y desarrollo y un tercero de diálogo político.

El objetivo, señala la Comisión, es apoyar el crecimiento económico, la democracia y la estabilidad política en América Central.

Desde 1 de agosto la faceta comercial del acuerdo rige en Honduras, Nicaragua y Panamá. Costa Rica y El Salvador se incorporaron al mecanismo el 1 de octubre. El ingreso de Guatemala estaba paralizado debido a la oposición presentada por Francia, Italia y España respecto a denominaciones de origen de varios productos, especialmente lácteos.

Según la Comisión América Central tendrá una expansión de su economía equivalente a €2 mil 500 millones anuales gracias al acuerdo.