Australia derrotó este sábado a Gales en Cardiff por 30 a 26, en un test-match con mucha emoción que sirvió para poner punto final a la tanda de amistosos de cada uno en este mes de noviembre.

Los Wallabies superaron a rival en tries (3 a 2) y resistieron al final con muchas problemas ante la reacción de los galeses, que no pudieron evitar finalmente su novena derrota consecutiva ante Australia.

El resto de potencias del rugby internacional terminaron el pasado fin de semana la tradicional gira de test-matches de noviembre, en la que los gigantes del hemisferio sur se desplazaron a Europa, entre ellos Argentina, que perdió dos partidos (Inglaterra y Gales) y ganó uno (Italia).