La hidroeléctrica paraguayo-brasileña Itaipú, en el caudaloso río Paraná, batirá este año un récord mundial de producción de energía eléctrica, por encima de la represa china Tres Gargantas, la más grande del mundo, afirmó a la AFP el superintendente de Operación de la usina, Hugo Zárate.

‘Las perspectivas son alentadoras. Todos nuestros indicadores señalan que vamos a batir nuestro propio récord el 31 de diciembre, cuando contabilicemos el total de la producción’, remarcó el experto.

Con 20 gigantescas turbinas (de 3.800 toneladas cada uno), Itaipú llegó a su máximo pico de producción en 2012 con un total de 98,29 millones de megavatios/hora, rompiendo su propio récord anterior que databa de 2008 (94,6 millones de MW/h).

Las Tres Gargantas, ubicada sobre el río Yang-Tsé, de mayor potencial energético y con 32 turbinas, 12 más que Itaipú, alcanzó en el mismo año los 98,11 millones de megavatios/hora.

La potencia instalada de Itaipú es de 14.000 MW en tanto que la de la asiática es de 22.400 MW, explicó Zárate y precisó que la diferencia en la producción de ambos se debe a la diferente regularidad del caudal de los dos ríos.

El Paraná, que nace en Brasil y es el segundo más extenso de Sudamérica, corre rápido sobre un lecho rocoso de basalto en el tramo de la hidroeléctrica, con escasa variación de caudal durante el año.

De ahí el nombre Itaipú, que significa ‘La piedra que suena’ en lengua guaraní, que está instalada en una región donde las aguas atropellaban con tanta fuerza que abrieron verdaderos precipicios que se llenaron en un embalse de 200 metros de altura.

En cambio el río Yang-Tsé registra variaciones muy pronunciadas, con mucho caudal en épocas de deshielo y muy bajo en tiempo invernal.