La Unión Europea (UE) impondrá a partir del viernes medidas antidumping a los productores chinos de paneles solares que no aceptaron el acuerdo alcanzado entre Bruselas y Pekín a principios de agosto, informó este lunes la Comisión Europea.

Estas medidas ‘entrarán en vigor por un plazo de dos años a partir del 6 de diciembre de 2013’, indicó este lunes la Comisión Europea en un comunicado. La Comisión también impuso medidas por subsidios.

‘La imposición de medidas definitivas deben verse en el marco del acuerdo alcanzado con China durante el verano’, explicó la Comisión en un comunicado, precisando que los ‘nuevos aranceles adoptados se aplicarán únicamente a aquellas exportaciones de China que no cumplen las condiciones del acuerdo’.

‘Los exportadores que cumplan con las condiciones estarán exentos del arancel anti dumping y anti subsidio’, añadió la Comisión.

A principios de agosto la Comisión Europea dio luz verde al acuerdo amistoso alcanzado con Pekín sobre las importaciones de paneles solares chinos, a través del cual quedaban sin efecto los aranceles provisorios adoptados en junio por la UE contra los fabricantes chinos, e impuestos por el tiempo que dure la investigación por dumping.

El 70% de los exportadores chinos se comprometieron con este acuerdo a respetar un precio mínimo. Las cifras del acuerdo son confidenciales, pero fuentes habían asegurado que el precio mínimo sería de 56 centavos por cada vatio que el panel sea capaz de producir.

Un tercio de los fabricantes chinos no había aceptado el acuerdo. La UE comenzó su investigación por dumping en septiembre de 2012 y por subsidios en noviembre del año pasado.

‘Durante esta investigación la Comisión descubrió que las empresas chinas vendían paneles solares en Europa a precios muy por debajo del precio normal de mercado y que recibían subsidios ilegales, lo que causó un significativo perjuicio a la industria europea de paneles solares’, dijó la Comisión.