En rueda de prensa y tras capturar a 21 de sus miembros, la Fiscal General, Claudia Paz y Paz y el Ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, ofrecieron detalles sobre las detenciones y desmantelamiento de la banda, vinculada al cartel de Sinaloa (México). 

Paz indicó a los medios de comunicación que durante nueve meses los criminales lograron lavar Q368 millones, entre Guatemala y México, por medio de una empresa de cartón, distribuidora de frutas y verduras, fundada en el 2009. 
Las  investigaciones se iniciaron por una denuncia del Instituto de Verificación Especial (IVE) a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) en el 2011, por movimientos bancarios y transacciones sospechosas realizadas entre el 31 de julio del 2009 y el 31 de mayo del 2010. 
“El 93 por ciento del dinero lavado fue enviado hacia 189 beneficiarios de nacionalidad mexicana, el 3,46 por ciento a 32 personas en China y el 2,82 por ciento a 20 en Estados Unidos”, explicó la titular del Ministerio Público.