Asociaciones ecologistas, políticos autonómicos, actores y ciudadanos de a pie lanzaron en España una plataforma contra un proyecto de prospección de petróleo frente a las costas de las Islas Canarias, una operación autorizada por el Gobierno que debe ser realizada por Repsol.

Reunidos en Madrid, los detractores del proyecto presentaron un manifiesto titulado ‘Por un archipiélago canario libre de petróleo’, firmado por más de 40 organizaciones, entre ellas las ONG ecologistas Greenpeace y WWF, y varios partidos políticos, incluidos los socialistas.

‘Las perforaciones constituyen una seria amenaza para los valores naturales de las islas, para su economía, para su capacidad de abastecimiento de agua potable, para su turismo y, por consiguiente, para sus habitantes presentes y futuros’, afirmaba el manifiesto, leído el lunes en Madrid por la actriz Pilar Bardem, madre del actor Javier Bardem.

Una petición lanzada en internet en la página Savecanarias.org había recogido este martes más de 33.000 firmas.

El presidente autonómico, Paulino Rivero, miembro de Coalición Canaria, también participó en la presentación del manifiesto. Inmediatamente después del anuncio del proyecto, su Gobierno se declaró dispuesto a tomar todas las medidas legales posibles para impedirlo, temiendo un perjuicio a la actividad turística.

En 2012, Canarias fue la tercera de las comunidades autónomas más elegida por el turismo, con 10 millones de visitantes.

El archipiélago se ve, sin embargo, golpeado por un desempleo muy elevado, del 35%. Un argumento utilizado por el Gobierno para justificar esta campaña de prospección, que permitiría, según el ministro de Industria, José Manuel Soria, ‘introducir una actividad económica adicional’.

Por su parte, Repsol insiste en que se trata de ‘un proyecto de investigación, de exploración, en ningún caso de extracción de crudo o de gas’, explicó este martes a la AFP el portavoz Marcos Fraga.

‘¿Qué país renuncia a conocer cuáles son sus recursos naturales?’, agregó, subrayando que ‘España es el país que tiene mayor dependencia de las importaciones de hidrocarburos de Europa’. ‘Mas del 99% de los hidrocarburos que consume se tienen que importar y eso supone el equivalente al 4% del PIB español’.