Ese trabajo se viene coordinando en mesas de trabajo binacionales, como la de Transporte e Infraestructura, integrada por representantes de COVIAL del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda –MICIVI-; la Superintendencia de Administración tributaria –SAT-; el Ministerio de Economía –MINECO-; el Ministerio de Relaciones Exteriores –MINEX- y los representantes de las instituciones homologas salvadoreñas.

Ellos firmaron un “Memorándum de Entendimiento” para la construcción de un nuevo puente fronterizo de 4 carriles entre Ciudad Pedro de Alvarado (Guatemala) y La Hachadura (El Salvador). El nuevo puente estará ubicado aguas abajo del puente actual. Se quiere tener un puente fronterizo moderno que logrará satisfacer las necesidades actuales del tráfico comercial, según informa el Ministerio de Economía de Guatemala.

También se ha detectado la necesidad de mejora en la infraestructura del Puente de La Ermita- Anguiatú. El puente actual presenta daños, por lo que se tiene planificada la construcción de un nuevo puente de dos carriles, el cual se tiene previsto construir paralelo al puente existente, ampliando esta ruta a 4 carriles.

El Ministro de Economía, Sergio de la Torre, comentó que “nos sentimos muy satisfechos con estos acuerdos, son fruto del trabajo binacional que hemos estado realizando e impulsando desde las carteras de Economía de ambos países”.

Actualmente se tienen los estudios topográficos y de suelos para la construcción de estos puentes los cuales mejorarán la circulación de personas y mercancías, facilitando el comercio entre El Salvador y Guatemala.

El Ministro de la Torre agregó que “El Salvador ha avanzado aceleradamente en este proceso, las autoridades salvadoreñas han manifestado que ya cuentan con las aprobaciones correspondientes y ellos financiarán la construcción con el apoyo del Fondo de Cooperación Internacional de México, también conocido como Fondo de Yucatán”.

El financiamiento de estos puentes, a tres años plazo, será canalizado a través del Banco Centroamericano de Integración Económica –BCIE-, e incluye estudios de ingeniería de detalle, diseño final y la construcción de la obra.

Mediante los Memorándums de Entendimiento, las autoridades de El Salvador se han comprometido a construir el nuevo puente entre ciudad Pedro de Alvarado y las Chinamas, por donde circula aproximadamente el 60% del comercio intraregional; dar el mantenimiento a la obra durante los primeros 3 años y adquirir los derechos de vía necesarios en su territorio para el acceso al nuevo puente.

Las autoridades guatemaltecas se han comprometido a adquirir los derechos de vía necesarios en nuestro territorio; gestionar los estudios necesarios para la construcción de la obra; adecuar la zona para el trazo del nuevo puente y dar mantenimiento del año 4 al año 14 luego de construida la obra. El mantenimiento posterior al año 14 será acordado por las autoridades de manera bilateral.

Adicionalmente se designó al Ministerio de Obras Públicas de El Salvador –MOP- y al MICIVI de Guatemala como responsables de la ejecución de las obras. Las autoridades de estas instituciones deberán, de mutuo acuerdo, aprobar el diseño del puente, realizar los dragados necesarios en el río y designar al grupo técnico responsable del seguimiento supervisión de la obra. Se designó a la Comisión Internacional de Límites y Aguas –CILA- para que demarcara los límites de los países y la señalización de la frontera correspondiente.