El Gobierno británico anunciará este miércoles que vende su participación del 40% en Eurostar, la empresa que gestiona el tren que une Londres con París y Bruselas por el canal de la Mancha.

El viceministro británico del Tesoro, Danny Alexander, desvelará un plan nacional de infraestructuras que contemplará la privatización de activos financieros y sociales por un valor de 24.100 de euros en los próximos seis años, según extractos del discurso que pronunciará este miércoles.

Gran Bretaña espera conseguir cientos de millones de libras con la venta de su parte en Eurostar, que recientemente anunció un incremento de sus ingresos del 10% y de sus pasajeros del 5%.

Esta privatización ayudará a financiar un nuevo plan de infraestructuras que llevará al Gobierno a invertir 451.000 millones de euros hasta 2030.