Cientos de manifestantes formaron este miércoles un cerco en torno al Senado de México con la intención de impedir la discusión de la iniciativa de reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, informó una fuente de la secretaría de Seguridad Pública capitalina.

La manifestación fue convocada por el dos veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, durante un mitin el domingo, pero el político izquierdista no asistió debido a que el martes fue intervenido quirúrgicamente por un infarto de miocardio.

‘Calculamos que son entre 1.000 y 1.200 manifestantes que están sobre (la avenida) Reforma y a los costados del Senado’, dijo a la AFP una fuente de la secretaría de Seguridad Pública capitalina.

El gobierno capitalino desplegó desde la madrugada del miércoles cientos de policías antimotines que mantienen un perímetro de seguridad, montado con vallas de metal de dos metros, en torno al Senado, comercios y hoteles aledaños, donde se hospedaron los legisladores ante la anunciada protesta, dijo a la AFP una fuente del recinto legislativo.

Se tenía previsto que la iniciativa de Peña Nieto se discutiera en el Senado a partir de este martes, pero hasta las 20H00 GMT del miércoles los legisladores no tenían hora programada para iniciar la discusión, añadió la fuente legislativa.

La mayoría de los manifestantes son miembros del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) de López Obrador, y ‘hasta el momento no se han registrado incidentes con las fuerzas de seguridad’, dijo la fuente de la secretaría de Seguridad Pública.

Los manifestantes daban discursos argumentando su rechazo a la iniciativa energética de Peña Nieto que califican de ‘privatizadora’.

El presidente propone que inversionistas extranjeros participen en la exploración y explotación de pozos petroleros en aguas profundas, a través de contratos ‘de utilidad compartida’.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) presentó el martes en el Senado más de 1,6 millones de firmas de ciudadanos que reclaman una consulta nacional sobre la iniciativa de reforma energética del gobierno, porque, sostiene, busca ‘privatizar’ el estatal sector petrolero.