El gobierno argentino comenzará a levantar la semana próxima trabas aduaneras que pesan sobre mercancías provenientes de Brasil, informó este jueves el ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel, en Buenos Aires.

‘Todas las mercaderías que están con problemas comienzan a ser liberadas a partir de la semana que viene’, dijo Pimentel a periodistas en la puerta de la Casa Rosada (gobierno) luego de entrevistarse con autoridades.

Pimentel dijo que ‘lo importante es que aquello que estaba incomodando más a nuestros exportadores está resuelto, va a ser liberado’.

Brasil y Argentina venían atravesando su período más difícil en las relaciones comerciales, desde que Buenos Aires comenzó a frenar importaciones en 2011.

Entre los productos que sufren trabas se encuentran automotores y calzados.

Ambos países mantienen un intercambio bilateral intenso que fue mayor a 30.000 millones de dólares en 2012, según estadísticas argentinas.

En otro orden, el jefe de gabinete argentino, Jorge Capitanich, dijo en rueda de prensa, que hay avances en ‘la coincidencia con Brasil’ para un acuerdo de libre comercio del Mercosur con la Unión Europea (UE).

‘Estamos trabajando con la máxima coincidencia de la oferta, llegando a una que seguramente superará el 70% de bienes y servicios (con la UE)’, dijo Capitanich.

Pimentel dijo que la nueva propuesta será considerada la semana próxima para ser llevada a Bruselas el 19 de diciembre.