Tras perder su título europeo el año pasado a manos de Montenegro, Noruega, vigente campeona olímpica y mundial, espera conservar su corona en el Mundial de balonmano femenino, que comienza el viernes en Serbia.

Fue en el mismo Kombank Arena, donde se disputará la final el 22 de diciembre, donde Noruega perdió el año pasado en la final del Europeo ante las montenegrinas (31-34 tras prolongación). La derrota puso fin a unos últimos años de dominio claro de las escandinavas.

Noruega había encadenado títulos en todas las competiciones internacionales desde su tercer puesto mundial en 2009, ganando el Europeo de 2010, el Mundial de 2011 y los Juegos Olímpicos de 2012.

Para tratar de reconquistar su título mundial, el equipo que dirige el islandés Torir Hergeirson viaja a Serbia con casi todas sus fuerzas, con la única ausencia destacada de Kristine Lunde Borgersen, de baja por maternidad.

Noruega empezará en la primera jornada ante un rival a tener en cuenta, España, tercera en la pasada edición, aunque apenas undécima en el campeonato continental de 2012.

El principal de Noruega por el oro podría ser, una vez más, Montenegro, a quien ya venció en la final de los Juegos Olímpicos de Londres por 26-23. Con el Europeo, las montenegrinas ofrecieron a su país su primer título internacional en balonmano desde su independencia en 2006.

En lo referente a la representación latinoamericana, en el Mundial de Serbia habrá cuatro equipos de la región, la República Dominicana y tres sudamericanos (Brasil, Argentina, Paraguay).

– Composición de los grupos de la primera fase del Mundial de balonmano femenino:

. Grupo A (en Belgrado/Halle Pionir) : Corea del Sur, Francia, Montenegro, Holanda, RD Congo, República Dominicana

. Grupo B (en Nis) : Argelia, Brasil, China, Dinamarca, Japón, Serbia

. Grupo C (en Zrenjanin) : Angola, Argentina, España, Noruega, Paraguay, Polonia

. Grupo D (en Novi Sad) : Alemania, Australia, Hungría, República Checa, Rumanía, Túnez