La soja perdió terreno esta semana en Chicago, presionada por tomas de beneficios y temores sobre la demanda china, que también afectan al maíz.

‘La soja estuvo afectada por tomas de beneficios’, luego de dos semanas de alzas, subrayó Rich Nelson, de la firma de corretajes Allendale. ‘Pero también por previsiones de una muy buena cosecha en América del Sur en primavera’, agregó.

La competencia sudamericana, con precios potencialmente más bajos, provocó anulaciones de órdenes de China. La soja estadounidense es muy dependiente del mercado chino, destino de más de la mitad de su producción.

El maíz también fue objeto de tomas de beneficios pero factores técnicos sostuvieron los precios, explicó Nelson.

Por su parte, el trigo bajó como consecuencia de condiciones meteorológicas relativamente favorables en Estados Unidos, donde avanza la siembra de invierno para la cosecha del verano próximo.

Por otra parte, esta semana estuvo marcada en Estados Unidos por buenos indicadores económicos que alentaron las expectativas de un ajuste de la política monetaria por parte de la Reserva Federal.

‘Toda reducción de la masa monetaria podría sostener el dólar, que es un factor bajista para los granos’, cotizados en la divisa estadounidense, comentaron expertos de Allendale.

El bushel (25 kgs) de maíz para entrega en marzo operaba este viernes a 4,3350 dólares contra 4,2450 dólares el fin de semana pasado.

El bushel de trigo con el mismo vencimiento se situaba en 6,5175 dólares contra 6,6875 dólares el viernes pasado.

El contrato de soja para entrega en enero operaba a 13,2000 dólares contra 13,3650 dólares una semana atrás.