La petrolera OGX del brasileño Eike Batista, protegida por la justicia contra la bancarrota, cambiará su nombre a Óleo e Gás Participações S.A., confirmó este viernes a la AFP una portavoz de la compañía.

La petrolera mudará además su dirección, aunque se mantendrá en Rio de Janeiro, según se aprobó la tarde de este viernes en una asamblea de accionistas.

La endeudada OGX, que fue la joya del grupo de minería y energía EBX de Batista, enfrenta un proceso de recuperación judicial para evitar la bancarrota.

En noviembre, la justicia de Rio aceptó parcialmente un pedido de protección. OGX tiene 60 días para presentar un plan de recuperación a sus acreedores, que deberán manifestarse sobre éste.

OGX solicitó la protección el 30 de octubre tras el fracaso de las negociaciones con sus acreedores internacionales, a quienes un mes antes dejó de pagar intereses por 45 millones de dólares.

El derrumbe de la empresa comenzó a mediados de 2012 cuando redujo las proyecciones de producción de sus campos petroleros.

Otra empresa de Batista, la OSX, de construcción naval, recibió también la protección judicial contra la quiebra.

Batista, que llegó a ser el hombre más rico de Brasil y el séptimo del mundo, por estos días busca nuevos socios y capitales que crean en su proyecto y más plazo para renegociar sus fuertes deudas.