Uruguay, Italia e Inglaterra, tres campeones del mundo, y Costa Rica quedaron sembradas en la llave D, considerada el Grupo de la Muerte, en el sorteo de las 32 selecciones clasificadas al Mundial-2014 en Costa de Sauipe (noreste de Brasil).

Las selecciones se verán las caras en las ciudades de Fortaleza (noreste), Manaos (norte), Sao Paulo, Recife (noreste), Natal (noreste) y Belo Horizonte (centro).

El anfitrión Brasil, quíntuple campeón mundial y que busca obsesivamente la corona en casa, chocará con Croacia en el partido inaugural en Sao Paulo el 12 de junio, ambos integrantes del Grupo A que también componen México y Camerún.

‘Esta será la copa de las copas’, dijo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en la ceremonia de inauguración antes del sorteo.

En el Grupo B, el campeón defensor España reeditará en primera fase con Holanda la final de Sudáfrica-2010, en Salvador el 13 de junio, en una llave que completan Chile y Australia.

Estos equipos jugarán en Salvador, Cuiabá, Rio de Janeiro, Porto Alegre, Curitiba y Sao Paulo.

‘El año que viene habrán pasado 64 años de la última vez que Brasil recibió el torneo. En este período, Brasil ya ganó el trofeo cinco veces. Hacemos justicia con este país en el que el fútbol tiene un valor intrínseco. Por lo tanto era necesario y es bueno regresar’, dijo a su vez el presidente de la Fifa, Joseph Blatter.

En el Grupo C, una llave pareja, quedaron Colombia, Grecia, Costa de Marfil y Japón, que se medirán en Belo Horizonte, Recife, Brasilia, Natal, Cuiabá y Fortaleza.

Suiza, Ecuador, Francia y Honduras integran el Grupo E, otra zona complicada que se jugará en las ciudades de Brasilia, Porto Alegre, Salvador, Curitiba, Manaos y Rio de Janeiro.

La Argentina de Lionel Messi y Nigeria, dos viejos rivales en Mundiales, componen el Grupo F que también está formado por Bosnia, la única debutante en Mundiales, e Irán, y jugarán sus partidos en Rio de Janeiro, Curitiba, Belo Horizonte, Cuiabá, Porto Alegre y Salvador.

Otro grupo que también se robará la atención es el G que integran Alemania (tres veces campeón mundial), Portugal con su estrella Cristiano Ronaldo, Ghana (cuartofinalista en Sudafrica-2010) y Estados Unidos, dirigida por el exseleccionador alemán Jurgen Klinsmann.

Mucho menos glamour tiene el Grupo H que tiene como protagonistas a Bélgica, Argelia, Rusia y Corea del Sur.

En ‘el límite’

El sorteo se celebró en medio de las preocupaciones por los atrasos que causó el fatal accidente en el estadio de Sao Paulo, que recién estaría listo, según datos preliminares divulgados por Blatter, a ‘mediados de abril’, dos meses antes del torneo.

Pero ‘por ahora no hay plan B’, aclaró.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, dijo en una entrevista con la AFP que la sede de Sao Paulo ‘queda en el límite’ debido al retraso por el accidente que mató a dos obreros al colapsar una grúa que destrozó parte del recinto hace una semana.

Entre la fecha de entrega de los estadios y la Copa del Mundo que se inicia el 12 de junio, la FIFA exige la realización de al menos dos eventos de prueba para verificar que todo funciona correctamente.

En Brasilia, se celebró este viernes una pequeña manifestación para reclamar mejores servicios públicos y menos estadios.

Otras manifestaciones han sido convocadas en Rio de Janeiro frente al estadio Maracaná, así como en Salvador de Bahia, a 70 km del aislado complejo hotelero de Sauipe, donde se celebra el sorteo.

Durante la Copa las Confederaciones, que se jugó en junio de este año, millones de brasileños salieron a las calles para manifestarse en contra de los elevados gastos para el Mundial-2014.

Un minuto de silencio por Mandela

La ceremonia en Costa do Sauipe se abrió con un video que mostró imágenes del expresidente sudafricano Nelson Mandela, quien murió el jueves a los 95 años en su domicilio en Johannesburgo.

‘Un minuto de silencio en memoria del gran líder sudafricano Nelson Mandela. Brasil y el pueblo brasileño se inclinan delante de su memoria’, señaló Rousseff al lado de Blatter.