Los diputados griegos adoptaron el sábado el proyecto de presupuesto para 2014, que incluye un ahorro de 3.100 millones de euros, anunció el presidente del Parlamento.

A pesar de contar con una corta mayoría de 154 escaños sobre 300, la coalición gubernamental de conservadores y socialdemócratas dirigida por el primer ministro Antonis Samaras logró que la ley de finanzas sea aprobada