Esta negociación, de la que aún no está suscrito el contrato pero que ya tiene el aval del máximo ente del IGSS, se adjudicó a la empresa Internet Telecomunication Company de Guatemala (Intertelco), por medio del mecanismo de compra directa, obviando el proceso de licitación en el portal de Guatecompras.

Se trata del contrato 465-DSC/2013, que garantiza el arrendamiento por 36 meses para interconectar unidades médicas del departamento de Guatemala, que comprende conectividad de videovigilancia y monitoreo electrónico, cámaras, licencias de software, control de almacenamiento de video para un “sistema integral de conectividad mediante enlaces de fibra óptica”, según informó un matutino local.

La JD del IGSS, de seis miembros, avaló este contrato con los votos favorables de Juan de Dios Rodríguez, presidente; Jesús Arnulfo Oliva, representante de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac); Erwin Raúl Castañeda, delegado del Colegio de Médicos y Cirujanos, y Max Erwin Quirín Schoder, titular del sector patronal.

Contra la medida votaron Julio Roberto Suárez, representante de la Junta Monetaria, y Julia Amparo Lotán, delegada del sector laboral.

Se hizo la observación que las computadoras y sensores de movimiento tenían precios muy elevados, por lo que estos quedaron fuera. Por esta razón el costo final, originalmente de Q142 millones por tres años, se verá reducido, aunque no se especifica cuánto. Según el documento oficial, al restar la renta de sensores y computadoras, el contrato bajaría Q4.2 millones; o sea que quedaría en Q138.1 millones.