El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, indicó este lunes en Bruselas que Grecia debe hacer más esfuerzos en las reformas pero se mostró confiado en que logrará pronto el visto para recibir una nueva partida de dinero fresco en el marco de su plan de rescate.

‘Esperamos que las condiciones necesarias se cumplan rápidamente’ para que reciba ‘antes de fin de año’ una partida de 1.000 millones de euros prevista en su plan de rescate, indicó Dijsselbloem al término de una reunión de ministros del Eurogrupo en Bruselas.

Este tramo está en suspenso desde hace varios meses.

Pero Dijsselbloem advirtió que Grecia ‘debe hacer más progresos y adoptar medidas fiscales y estructurales’ para que se pueda dar el acuerdo a los tramos siguientes previstos en el programa de rescate.

El presidente del Eurogrupo confirmó que una nueva misión de la troika –acreedores públicos de Grecia, la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)– viajará a Atenas el martes para continuar las negociaciones con las autoridades sobre los ‘temas sobre los que se deben legislar antes de fin de año’.

Pero ‘será casi imposible terminar el examen este año’ por lo que ‘un equipo técnico regresará a Grecia en enero’ para ‘dar el toque final’, añadió.

‘Estamos conscientes de los esfuerzos de Grecia, también de la situación política, pero el trabajo no está terminado’, sostuvo e indicó que ‘las medidas adicionales (…) no van a mejorar las tensiones sociales’.

La ‘troika’ de acreedores está en desacuerdo con el déficit fiscal que tiene Grecia en su presupuesto 2014 aprobado el sábado y las medidas que anunció para cubrirlo.

Además disiente sobre el futuro de la empresa pública de armamento deficitaria EAS, el resultado de las moratoria sobre las confiscaciones inmobiliarias, un cambio en las reglas sobre los despidos colectivos y la continuidad del plan de reestructuración de la función pública.

El presupuesto votado supone un ahorro de 3.100 millones de euros pero no recibió el aval de la ‘troika’ y podría ser modificado en los próximos meses, con la adopción de nuevas medidas de rigor.

El Eurogrupo saludó por otra parte el fin de la misión sobre el segundo programa de ajuste de Chipre que ‘está encaminado’, ‘la consolidación fiscal está en línea’ con lo que estaba previsto, ‘las reformas estructurales progresan’, y se ‘hacen progresos en lo que respecta a la recapitalización y la reestructuración del sector financiero’, según un comunicado final publicado al término de la reunión.