La economía portuguesa creció un 0,2% en el tercer trimestre del año comparado con los tres meses anteriores, confirmó este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su segunda estimación.

El crecimiento, favorecido por las exportaciones, fue sin embargo menor que en el segundo trimestre, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) había aumentado 1,1% y sacó al país de dos años y medio de recesión.

El PIB del tercer trimestre cayó sin embargo un 1% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La troika de acreedores internacionales (UE-FMI-BCE) que en mayo de 2011 concedió un rescate al gobierno portugués está de nuevo en Lisboa desde el pasado miércoles analizando las cuentas antes de decidir si concede un nuevo tramo de ayuda de 2.700 millones de euros.

El crecimiento en el tercer trimestre se explica principalmente por ‘una caída menos acentuada del consumo de los hogares’, que disminuyó un 1,1% interanual frente al 2,5% del trimestre anterior, dijo el instituto.

El aumento de las exportaciones, motor del crecimiento de Portugal, también contribuyó al crecimiento del PIB, aunque su aumento en el tercer trimestre fue de 6,6% interanual, menos que en el segundo trimestre (7,4%).

En el conjunto del año la economía portuguesa caerá un 1,8%, según las previsiones del gobierno, menos optimistas que las del banco central (1,6%). En 2014 el gobierno prevé un aumento del PIB del 0,8%.

Desde mayo de 2011 Portugal está bajo asistencia financiera internacional y a cambio del rescate está aplicando un programa de recortes presupuestarios que afecta negativamente a la actividad económica y al consumo de los hogares.