A partir de esa fecha las leyes de Fomento a las Exportaciones y Maquilas, así como la de Zonas Francas, quedarán derogadas. El acuerdo firmado con la Organización Mundial del Comercio (OMC) exige a Guatemala no subsidiar las exportaciones vía exoneraciones e incentivos fiscales.

En Nicaragua y Honduras están exentos de esta medida por su desarrollo económico inferior y, otros como El Salvador y Costa Rica, se adelantaron con varias leyes de incentivo fiscal.

En nuestro país es necesaria la actualización de las leyes en el plazo más cercano. El sector empresarial opina que es probable que perdamos mucho más si no se aprueba la iniciativa de ley que se tiene en el Congreso, a fin de competir con el resto de la región.

Entre las sugerencias de actualización de las leyes en Guatemala, debe prevalecer una en que los beneficios no estén atados a las exportaciones sino a la generación de empleo e inversión, opina expertos y analistas. Ponen por ejemplo a El Salvador que otorga beneficios fiscales si la empresa atrae capitales y trabajo.

El gobierno de turno tiene un paquete de leyes esperando su aprobación desde enero del año pasado. Sin embargo, la iniciativa aún debe discutirse. Se advierte que si no se aprueba algún marco jurídico los empresarios podrían migrar.