La cotización del maíz se vio favorecida el jueves en Chicago por el anuncio de buenas ventas al extranjero, mientras que el trigo continúa afectado por la oferta abundante a nivel mundial.

Según Michael Zuzolo, de Global Commodity Analytics and Consulting, ‘la atención del mercado’ fue captada por el informe semanal del Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) sobre las ventas de productos agrícolas de Estados Unidos a otros países.

Las ventas de maíz de la cosecha 2014 aumentaron la semana pasada a 827.100 toneladas, 2% más que la media de las cuatro semanas precedentes.

Por otra parte, fueron anunciados varios pedidos grandes de maíz antes del inicio de la jornada, entre ellos 130.000 toneladas que tendrán como destino Corea del Sur.

Las ventas al extranjero de trigo de la cosecha 2014 alcanzaron las 656.100 toneladas la semana pasada, un alza del 47% en comparación a la media de las cuatro semanas precedentes y muy por encima de las expectativas de los analistas.

Sin embargo, el precio de este grano continúa afectado por la abundancia en el mercado mundial, según Rich Nelson, de la casa de corretaje Allendale.

En el caso de la soja, la demanda parece haber sufrido un serio golpe: las ventas al extranjero para la campaña 2014 sumaron 415.600 toneladas, 64% menos que la media de las cuatro semanas anteriores. ‘Este es el nivel más bajo desde el comienzo del año’, remarcó Michael Zuzolo.

El bushel de maíz (cerca de 25 kg) para entrega en marzo cerró a 4,3050 dólares contra 4,2500 el miércoles.

El bushel de trigo para igual entrega terminó en 6,1075 dólares contra 6,1275.

El bushel de soja para entrega en enero finalizó a 13,2700 dólares contra 13,2400 la jornada precedente.