Incluso, existe el riesgo de que se agudicen las medidas de hecho, como rechazo al atraso en la contratación de maestros, falta de servicios básicos y malas condiciones de infraestructura.

Según dio a conocer Joviel Acevedo, secretario del Sindicato de Trabajadores de la Educación (Steg), a partir de hoy comienzan asambleas permanentes en las escuelas y no se empezará el ciclo escolar hasta que no se resuelvan los problemas de presupuesto, se entregue útiles escolares, refacción y valija didáctica y se cancele la deuda en energía eléctrica y agua en más de mil escuelas. También pide que se contraten a unos 25 mil maestros más.

Por su parte, autoridades del Ministerio de Educación que afrontará un déficit de alrededor de Q1 mil 700 millones, solo para gastos de funcionamiento, y no se tiene contemplado por razones financieras incrementar el aporte para programas de apoyo, como útiles escolares y refacción escolar y cobertura educativa.

Además, las actividades oficiales de la ministra de Educación, Cynthia del Águila, junto al presidente Otto Pérez Molina, se han celebrado con normalidad. Allí aprovecharon para anunciar la distribución de 1.3 millones de libros de texto para secundaria.

En contraste, en las zonas 6, 7, 11, 18 y 21 de la capital se registraron protestas, así como en algunas cabeceras departamentales, donde se amenaza con suspender por tiempo indefinido el ciclo que empezó ayer.

Se dio a conocer que las protestas de ayer fueron aisladas, sin coordinación del Steg, pero se anunció que ellos efectuarán una la próxima semana.

Pérez Molina reiteró que de los Q1 mil 500 millones que solicitaron el lunes último al Congreso como ampliación presupuestaria, Q1 mil millones son para educación.

La Ministra Del Águila, informó que los contratos de más de 20 mil maestros están en fase de elaboración, y que en esta semana se regularizará esa situación, ya que no se podía hacer antes debido a que no había sido aprobado el presupuesto.

Más de 800 niños de entre 3 y 6 años de siete Centros de Atención Integral (CAI), de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia no comenzaron clases ayer, porque no hay maestras. Estos centros comenzaron labores en los primeros días de enero, para cuidar a los hijos de madres trabajadoras, pero atender la educación sigue pendiente.