El etíope Kenenisa Bekele, uno de los mejores fondistas de la historia y que luce en su palmarés dos récords del mundo en pista (5.000 y 10.000 m), va a iniciar su carrera en la prueba de maratón, donde espera seguir cosechando victorias.

El próximo 6 de abril, Bekele, de 31 años, triple campeón olímpico y cinco veces del mundo, será la estrella en la salida del maratón de París, justo una semana antes de que su pricipal rival en la pista, el británico Mo Farah, haga su debut en los 42,195 kilómetros de Londres.

Ambos campeones esperan seguir los pasos de otros dos legendarios etíopes, Abebe Bikila (doble campeón olímpico en 1960 y 1964) y Haile Grebeselassie, de 40 años, que dieron un salto exitoso de la pista al maratón.

El otro gran reto de Farah y Bekeles es demostrar que pueden plantar cara a los insaciables kenianos, grandes dominadores de la prueba en la actualidad.

El keniano Wilson Kipsang Kiprotich ostenta el récord del mundo de maratón al parar el reloj en 2 horas 03 minutos y 23 segundos el pasado 29 de septiembre de 2013 en Berlín.

‘Quiero establecer una nueva plusmarca en mi primer maratón’, declaro Bekele sin tapujos a AFP tras su entrenamiento personal en las colinas cercanas a Addis Adeba.

‘Mi sueño es firmar un tiempo rápido, ser el mejor’, añadió con seguridad.

El perfil del maratón de París no está considerado como ideal para batir el récord, al contrario que las pruebas de Berlín, Chicago, Rotterdam o Londres.

Todos los ojos estarán puestos en Bekele y en sus posibilidades de batir la mejor marca de la prueba, que fijó hace dos años el keniano Stanley Biwott (2:05:11).

‘Si me siento bien, quiero correr más veces el maratón’, explicó Bekele, que considera su debut como una posibilidad de comenzar a preparar la prueba de cara a los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en 2016.

La carrera del campeón etíope se vio perturbada por una lesión en el muslo que sufrió hace tres años, lo que le lastró en los Juegos Olímpicos de Londres-2012 (sólo pudo ser cuarto en los 10.000 metros) y le impidió participar en los Mundiales de Moscú de 2013.

Pero ya ha demostrado que vuelve a estar en forma al vencer en la media maratón de Newcastle a Mo Farah el pasado septiembre.

Pese a este triunfo, Bekele ha preferido evitar un cara a cara con su rival en Londres, optando por París, un maratón de primera categoría pero, probablemente, con menos presión que la prueba inglesa.

‘París es un lugar histórico para mí, un sitio especial, allí he ganado muchas carreras, estoy contento de correr otra vez allí’, asegura Bekele, 11 veces campeón del mundo de cross-country, cuyo entrenamiento incluye correr 240 km. semanales en altura.

‘Si me entreno bien, si me preparo… nadie me intimida. Me concentraré en mi carrera para mejorar y correr rápido’, estima el doble campeón olímpico en Pekín-2008 (10.000 y 5.000 metros).

Bekele quiere resucitar en el maratón y obtener el mismo estatus de héroe nacional en Etiopía que tiene Grebeselassie.