Aduanas: invertención sin resultados

18

A pesar de que la meta de recaudación del año fiscal 2013 fue modificado a la baja, a Q47 millardos, no se cumplió. La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) señaló que el incumplimiento se debió a que en las aduanas los ingresos fiscales fueron insuficientes.

Según los números del ente recaudador, el crecimiento por importaciones fue de 0.2%, mientras que la meta era de 7.2%, es decir que el ingreso en relación con sus objetivos cayó Q1,375.6 millones.

Como resultado y para corregir las cifras, el Gobierno anunció el 15 de octubre una intervención aduanera administrativa con la cual aseguró que la recaudación mejoraría y se cumplirían las metas. Al mismo tiempo, pidió que se aprobara la Ley de Aduanas con urgencia, a fin de lograr en las últimas semanas del año un mayor ingreso al fisco.

Según analistas y sectores productivos, las acciones no rindieron los frutos esperados. Se cree que las revisiones no se efectúan bajo criterios netamente técnicos, primero por no tener la capacidad operativa necesaria para cubrir la demanda; y segundo, porque hay intrusión militar.

También se dice que los recintos están colapsados, existe tal congestionamiento que retrasan hasta por 24 horas el paso de un contenedor, y esto se refleja en pérdidas para el comercio y para el fisco.

La Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (Amcham, por sus siglas en inglés), ha declarado a los medios que al cumplirse los tres meses que se establecieron para medir los resultados de la acción militar solo se percibe atrasos y pérdidas para los empresarios.
Agregan que aunque se tiene la Ley de Aduanas vigente que no se aplica porque las aduanas están intervenidas.

La Amcham espera que en la primera reunión de la Comisión Nacional para la Prevención y Combate de la Defraudación Aduanera y Contrabando (Conacon), que se llevará a cabo el próximo miércoles, se evalúen los resultados y se decida si continuará la acción.

Los empresarios piden la aplicación de la ley vigente; sin embargo, han presentado los primeros reparos. En el Decreto 14-2013, Ley Nacional de Aduanas, se contempla la implementación de un marchamo en los contenedores.

Pero la Coordinadora Nacional de Transporte (CNT) muestra desde ya su oposición a esta medida, debido a que los transportistas deberán cancelar un costo de US$30 por cada operación de transporte, indicaron sus directivos.

Según los transportistas, este cobro contraviene los tratados internacionales que velan por la facilitación del comercio, por lo que se oponen y anuncian que de aplicarse se tomarían medidas de hecho.