Construcción de planta Jaguar con más contratiempos

14

La construcción de la planta de generación de energía con carbón Jaguar, ubicada en Escuintla y que generará 300 megavatios (MW), se encuentra con nuevos retos. Aunque en un inicio se dijo que la inversión sería de US$750 millones, ejecutivos JEG dieron a conocer que ahora se requerirá una inversión adicional de US$200 millones más para finalizar la obra.

En diciembre pasado se canceló el contrato con la empresa CMNC, el 14 de diciembre del 2013, según JEG debido a los constantes atrasos en la obra y que la compañía china amenazó con suspender el avance del proyecto si JEG no aceptaba sus reclamos que superaban US$1 mil 500 millones y que significan tres veces el valor del contrato de construcción.

Ahora, luego de una primera evaluación, Jorge Sarmiento, gerente general de JEG, aseguró a los medios que siguen siendo los propietarios del proyecto, tienen la posesión de este y que continúan con las labores para la construcción.

Sarmiento agregó que a la fecha se han invertido US$500 millones en la obra, y luego de retirar el contrato a la compañía china tendrán que asumir otros costos como pagos a proveedores, pagos laborales y nuevas contrataciones, entre otros rubros.

Según JEG el avance de la obra es del 60% y que en la actualidad trabajan con 500 empleados. Pero aseguran que son necesarios más de 2000 personas para poder terminar el proyecto en tiempo. No está establecido si las dos unidades que conforman la planta podrán entregarse en septiembre o diciembre del 2014, o el 1 de mayo del 2015.

Por otro lado, la CMNC declaró a los medios que ante incumplimientos de JEG, pasaron a su poder los activos del proyecto Jaguar y el contrato para suministro de energía, por lo que están demandando en los tribunales que se les dé posesión de los activos, y a Energuate que les ceda los derechos del contrato. Ejecutivos de la firma china indicaron que el avance es de 95% de la primera unidad y 60% de la segunda, y aseguraron que puede entregarlas en septiembre y diciembre próximos.

CMNC expone en un campo pagado publicado ayer que JEG y la propietaria de esta, AEI, les adeudan US$220 millones, en los que se incluyen US$140 millones que, según JEG, se les ha retenido con base al contrato y se les debe pagar hasta la sincronización de la planta.

Además de US$80 millones por equipos y materiales listos para ser embarcados desde China. Por el momento, las dos empresas no han solicitado un arbitraje en Singapur.

Directivos de Energuate, a quien la JEG tiene que suministrar la energía que produzca, han declarado que confían en continuar con la vigencia del contrato, pero que derivado del retraso de las operaciones, JEG ha tenido que pagar US$21.5 millones en penalidades, teniendo pendientes de pagar aún US$6.5 millones.