El fin de semana el Presidente de la República, Otto Pérez Molina, indicó a los medios de comunicación la necesidad de ampliar hasta marzo la intervención que desde octubre del año pasado tienen las Aduanas. 

Según el gobernante esta decisión se basó en un estudio realizado por la Superintendencia de Aduanas y se busca persuadir para que no se siga con la defraudación fiscal y eliminar las mafias que operan.
Según el acuerdo, la ampliación responde a la necesidad de brindar seguridad y asistencia a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para facilitar el desarrollo de las acciones derivadas de la implementación de los planes de modernización y medidas administrativas que se coordinan para superar las deficiencias de algunos recintos aduaneros.
Las adunas que seguirán intervenidas son: Aduana Central, Tecún Umán, Pedro de Alvarado, Puerto Santo Tomás de Castilla y Puerto Quetzal.  
La ampliación de la intervención fue aprobada el 23 de enero en reunión de directorio de la SAT.