México tiene mejores fundamentos económicos y está seguro de que su moneda, el peso, no se verá arrastrada como la de muchos otros países emergentes, dijo este lunes en Londres el secretario de Hacienda mexicano Luis Videgaray.

La economía mexicana ‘se ha comportado de modo muy diferente a la de otros mercados. En los últimos 13 meses la depreciación (del peso) ha sido de 4%. Compare eso con la lira turca, 30%, o el real brasileño, 16%’, dijo Videgaray en conferencia de prensa tras recibir el premio al ministro de Finanzas del año que concede la revista británica Banker.

‘La economía mexicana está mucho mejor posicionada que las de otros países emergentes y esperamos que siga así’, agregó el secretario, citando por ejemplo el bajo déficit de cuenta corriente (1%) y de deuda en relación con el Producto Interior Bruto (38%).

‘Estamos convencidos de que los mercados diferenciarán y mirarán a los fundamentos’ de cada país cuando se produzca ‘una estampida’ como la de la semana pasada.

El peso argentino perdió el 14% en tan sólo dos días la semana pasada, la lira turca 10% desde mediados de diciembre y el rand sudafricano un 25% desde mayo, alcanzando sus niveles más bajos en años.

‘Por supuesto, México es un país emergente’, concedió Vidagaray, ‘y tenemos experiencia en volatibilidad, pero estamos en mejor situación que muchos otros países’.

Sobre Argentina, Vidagary dijo que ‘cada país tiene una situación distinta, creo que hay unas diferencias importantes entre las políticas que ha tomado México y Argentina’.

‘En México tenemos desde hace 19 años un tipo de cambio completamente libre donde la oferta y la demanda fijan el valor del peso’, explicó.

Y eso ‘ha funcionado bien para México porque en algunos choques de carácter financiero el tipo de cambio ha actuado como un mecanismo para aislar esos choques de la economía real’, agregó.

‘Ahora Argentina ha decido levantar algunos de los controles cuantitativos que existen en el mercado cambiario y ese puede ser un paso en la dirección correcta’, añadió.