La fiscalía de Brasil abrió una investigación sobre la situación fiscal de la empresa N&N de los padres del atacante Neymar después de la millonaria transferencia del jugador al FC Barcelona, según informó el miércoles en un comunicado.

‘Después de las informaciones divergentes sobre el valor real de la venta del jugador, el MPF [Ministerio Público Federal] pidió información al ente tributario’ y estudia además ‘solicitar informaciones al MP de España sobre la investigación’, indicó el texto.

El MPF quiere comprobar si el padre del atacante, Neymar da Silva Santos, responsable de la empresa familar, es responsable de un ‘eventual fraude fiscal’ después de ‘la publicación de nuevas informaciones en la prensa sobre el supuesto pago de recursos que llegarían a los 130 millones de reales (54,1 millones de dólares al cambio actual)’.

La semana pasada, el FC Barcelona, que enfrenta un proceso en la justicia española por el delito de apropiación indebida en el contrato del fichaje de Neymar, hizo públicos los detalles de la transferencia.

N&N recibió 40 millones de euros (USD 54,6 millones) –10 en 2011 y 30 en 2013– de los 57,1 millones (USD 78 millones) anunciados en mayo por el traspaso de Neymar del brasileño Santos al FC Barcelona.

Una primera investigación del MPF no permitió dilucidar completamente la situación fiscal de N&N, ‘que según datos de la hacienda pública indican la existencia de deudas tributarias. De las informaciones ya recibidas por el MPF no fue posible definir el estado actual de los débitos’, precisó el texto.

El martes, el padre y agente del ’10’ de la selección brasileña negó cualquier irregularidad en la negociación del jugador y aseguró que debe ‘nada’ al fisco. Neymar da Silva Santos admitió que cobró al Barça 10 millones de euros para garantizarle a Neymar en 2014, cuando vencía su contrato con el Santos.

El presidente del Santos, Odilio Rodrigues, anunció este miércoles que también pedirá ante la justicia acceso a los documentos de la negociación entre el padre de Neymar y el Barcelona, para saber si el club tiene derecho a recibir parte de los 100 millones de euros (USD 136,6 millones) que el ‘crack’ recibirá en sus cinco años de contrato.

‘No estamos diciendo que hemos sido tratados injustamente. Si (este dinero) se refiere a bonos, salarios y una comisión para el agente de Neymar, el dinero es legítimamente de él. Pero si vemos que el dinero es referente a la transferencia de Neymar vamos a defender nuestros derechos’, indicó.

Después de recibir 17,1 millones de euros en mayo por el jugador, Rodrigues dijo que les ‘sorprendió cuando el vicepresidente de ellos (Barcelona) dijo que Neymar había costado 57 millones de euros’.

‘Eso nos causó sorpresa e indignación. En fútbol, una diferencia de 40 millones de euros hace sospechar a cualquiera’, siguió.

Santos le escribió al entonces presidente Sandro Rossell, que renunció en medio de la polémica por el contrato de Neymar, para aclarar esta diferencia y éste respondió, según Rodrigues, que el monto no está relacionado a nada del Santos ‘sino a otros involucrados en la negociación sin identificarlos’.