Los países de la Unión Europea (UE) alcanzaron el martes un ‘nuevo acuerdo global’ que da un mandato a la Comisión Europea y al servicio diplomático para negociar con Cuba a fin de ‘consolidar las relaciones existentes’, indicó este miércoles una fuente diplomática.

El nuevo acuerdo con Cuba ‘servirá para promover el comercio y las relaciones económicas’, añadió esta fuente, subrayando que ‘estamos extremadamente conscientes sobre los aspectos relativos a los derechos humanos’.

‘Alentará el proceso de reformas y entablará un diálogo basado en el respeto de los derechos humanos’, añadió esta fuente al comentar lo que ya tiene el título de ‘Diálogo Político y acuerdo de cooperación’.

El acuerdo alcanzado esta semana entre los 28 países miembros fue a nivel de expertos.

El próximo paso es que los embajadores den curso la semana próxima al mandato alcanzado y lo incluyan en la agenda del próximo consejo de Relaciones Exteriores a principios de febrero.

Luego de que Polonia y la República Checa, dos de los países más hostiles al régimen comunista cubano, levantaran sus reservas a un mandato, el tema estuvo bloqueado por las reticencias de Alemania, indicaron diferentes fuentes diplomáticas.

‘Antes de dar el mandato Alemania pidió que se enfatizaran más los aspectos de derechos humanos’, indicó otra fuente diplomática.

‘Es tiempo de que la Unión Europea actualice sus relaciones con Cuba, sobre la base de todos los hechos que están teniendo lugar’, dijo a principios de mes en La Habana el canciller holandés Frans Timmermans.

La cooperación europea a Cuba fue suspendida en 2003 a raíz del encarcelamiento de 75 opositores en la isla, y reanudada en octubre de 2008, después de que ambas partes iniciaran un diálogo político en junio de ese año.

Desde entonces La Habana ha firmado acuerdos bilaterales con una quincena de países de la UE, pero el bloque mantiene vigente la ‘Posición Común’ adoptada en 1996, que condiciona los lazos con Cuba a avances en derechos humanos.